El Terremoto

El día 16 de abril

Fue que la tierra tembló

En Manabí y Esmeraldas

Fue donde más se sintió

Hay Jesús que cosa fea

Nunca he visto tal relajo

Como se mueve la tierra

Para arriba y para abajo

A chorro el agua carajo

Y todos corrían a mil

Aumento la destrucción

Esmeraldas,  Manabí

Esto paso en Ecuador

El día 16 de abril.

 Que  en Muisne fue el Epicentro.

Por la forma en que tembló

A  muchas casas tumbó

La gente muy asustada,

A  Pueblo Nuevo, marchó

Todo Muisne se amparó

El cristiano y el ateo

Al mismo ritmo rezó

A la siete de la noche

Fue que la tierra tembló.

Algunos en Palmas juntas,

Por el miedo residual

Porque decían que la ola

A la loma iba a llegar;

Que Muisne se iba a acabar,

Se destruyó mi Chamanga

Aunque nadie falleció

7 grados es que tembló

Nos cayó todo a la espalda

En Manabí y Esmeraldas.

San José nos protegió

Solo hay daños materiales

Los temblores especiales

Continúan con su misión

La gente por precaución

A los albergues volvió

Al pueblo solo llegó

Tristeza y melancolía

Militares, policías

Rodearon la población.

Mucha desinformación

Y sin datos acertados

De miles damnificados

Que salían en procesión

Hay llanto e incomprensión

Tristeza y mucho temor

Miles de muertos,  terror

 Rostros que no sabían nada

Que a nuestro pueblo azotaba

 Un terremoto de horror

Los muisneños angustiados

Por el agua que salía

Si, la ría  se secó

Y en un instante subía

Gran susto y algarabía

Apuren, fue la oración

 En la gabarra a montón

Las trici motos  habían

La gente se confundía

Con el fuerte remezón

Algunos no hicieron caso

De esta pesada emergencia

Y se quedaron no más

Cuidando sus pertenencias,

Usando la inteligencia

Se encomendaron a DIOS,

Hasta que el día aclaró

Vigilaron su fortuna

Con los días una a una

Esta gente se marchó

Como esto fue un imprevisto

Casi nadie merendó

Y la tienda de don Chucho

De esto se aprovechó

La única tienda que abrió

Oiga véndame una agüita

Mejor deme una chatita

Grita la gente de afuera

La gente  en la carretera

Amaneció mojadita.

Las paredes se cayeron

Se abrieron las carreteras

Las casas de las concheras

Casi todas las perdieron

En su carrera sintieron

Que El parque central tembló

 Así mismo  la alcaldía

Esperan con rebeldía

Que se caiga dorondón

Mientras la gente corría.

Sin embargo dentro el parque

Una estatua sí calló,

Y todos con su mecate

Creían que era un cantante,

Hasta que dijo la monja

Oh por Dios, si es Jesús Cristo

Vámonos de aquí prontito

Que este pueblo está empautao

Que ni a la imagen divina

El temblor ha respetao

La Isla quedó desierta,

Sí, la gente salió en fila

Los rateros están pilas,

Con su maña siempre alerta.

Visitando puerta a puerta,

Los bienes de los huídos

Que esperaban confundidos,

El tsunami, tan nombrado,

Que después del terremoto

Estaba considerado.

Todos querían ayudar,

Con cámaras y cuadernos

Buscando damnificados

Empezaron a llegar,

Y pasaban y pasaban,

Cada uno en su misión,

Que hasta parecían turistas

 Que andaban en comisión,

Los chalecos a montón

Con diferentes artistas.

Porque a la misma casita,

Que el temblor había tumbado,

Le tomaban 20 fotos

De uno y otro costado,

En su vida había pensado,

Ser el punto de atracción,

Cada uno en su misión

Con sus gafas y carteras,

Mil de promesas certeras

Que mi gente se alegró.

Que ya vienen las vituallas,

Que ya traen el colchón

Que ya viene el presidente

Pasaba en televisión,

Y amontonaban ración,

Muchos de los albergados

Cruzaban al otro lado,

Con sus sacos de comida

El albergue es la salida

Mi Dios no nos ha olvidado.

Con el pasar de los días,

La gente cogía y cogía,

De todas las donaciones

Que desde fuera venían

 En  camiones repartían,

Para aliviar el dolor

Que pasaba el Ecuador,

Los pueblos alborotados

Casi todos albergados

Por el miedo del temblor.

La tierra Sigue temblando

Con el pasar de los días

La gente, entraba y salía

Muchos seguían esperando

Si andaban asegurando

Que el tsunami era verdad

Que un temblor nos destruirá

Que no salgan a pescar

Y nadie va a trabajar

Sin saber que pasará.

Muchas bodegas se abrieron

De tanta ayuda presente,

Lo que donaba la gente,

A montones recibieron

Que hasta en la iglesia pusieron

Un albergue de hermandad,

Los rezos vienen y van,

También las misas campales

Donaciones especiales,

Que no saben dónde están.

No hay terrenos comprendidos

Para la reubicación

Hay casas en donación

Para los que están caídos

En la nada, adoloridos

Esperan la mano amiga

Censadores,  como hormigas,

Hacen las mismas preguntas

Pueblo Nuevo y Palmas Juntas

Muestran la misma fatiga.

En el puente Rafael

Leopoldo y doña alegría

Don Andres y doña Hungria

Don Salomon y Manuel

 Sufrieron castigo cruel

En camino con espina

A Muisne como el Catrina

Que se los lleve el Demonio

Al mismo infierno Apolonio

Que hasta allá ha de haber temblao.

Y Como un señor  muisneño

Les doy mi agradecimiento,

A quienes en un momento

Han compartido mi sueño,

De ver al pueblo sureño

Construido y mejorado

Vinieron a nuestro lado

Miles de organizaciones

Por traer  sus donaciones

A los pueblos afectados.

A todos los preocupados,

Que llamaban sin parar

Mensajeando a preguntar,

A todos los asustados,

A los que han organizado,

A la tunda y sus visiones,

A los que donan colchones,

Los músicos marimberos

Los que llegaron primeros

GRACIAS POR SUS DONACIONES

A los mal agradecidos

Que decían no tener nada

Con comida amontonada

Achacando a los amigos

A quienes fueron testigo

A quienes cantan canciones

A quienes roban raciones,

A todos los figuretes

A quienes donan juguetes

GRACIAS POR SUS DONACIONES.

Al pueblo galapagueño

Los negros organizados

Reinitas que han desfilado

Dando la mano al pequeño

A mi pueblo Chamangueño

Prefectura y sus camiones

Alcaldía con sus acciones

Y también al enemigo

A toditos los amigos

GRACIAS POR SUS DONACIONES.

Al  sureño, al  Norteño

A Correa el Presidente

Por no hablar con la gente

Del lindo pueblo muisneño

A mi pueblo Riobambeño

Los castillos, los Quiñonez

Los que vieron ocasiones

Y aprovechan el momento

Al pueblo y su sufrimiento

GRACIAS POR SUS DONACIONES

Al hermano futbolista

Que también se hizo presente,

Limbergth Valencia y su gente,

A Supercom, Geovanita

Bombo y Guaza nos visita,

Con apoyo de anfitriones,

A figuretes, pipones,

A los que hicieron campaña,

De la playa a la montaña

GRACIAS POR SUS DONACIONES.

A todos los Tulcaneños

Ambateños y  Cuencanos

Ibarreños y Lojanos

Al pueblo guayaquileño

A mi pueblo esmeraldeño

A las organizaciones

                                                            A los de otras naciones

A los miles de empeñosos

Candidatos, bulliciosos

GRACIAS POR SUS DONACIONES

DERECHOS RESERVADOS: LINVER NAZARENO CASTILLO.

0996421979  0987453444.

decimeroesmeraldas@gmail.com

Adriana Valencia.

Obidio Demera.

Vero Chila

Alemania Arroyo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s